jueves, 18 de octubre de 2007

Vuelve la noche

Vuelve la noche, y su luz oscura desvela nuestras soledades. Las noches parecen los pasos de la Muerte, pero realmente son oportunidades para la vida, el perfecto escenario para nuestros misterios. En esta hora de embrujos y conmociones todos nuestros fantasmas se desperezan como aromas, y nos muestran veredas invisibles bajo el desafortunado fulgor del día. Los ojos miran como microscopios, dividiendo la otra piel en pequeños universos, distinguiendo lunares de magnitud sugestiva y cúmulos de besos justo encima de aquellos volcanes. Acarician nuestros dedos el sueño inmortal, la ternura justa, hasta que nuestros ojos se cierran solitarios, para brindar a la muerte un nuevo ensayo. Vuelve la noche, la noche eterna de nuestros misterios…

7 comentarios:

u minúscula dijo...

Hola, Sir, dónde es la foto anterior?
¿Cómo estás? Te dejo un beso.

Sir John More dijo...

Hola u, estoy bien dentro de lo que cabe. Ahora mismo con mucho sueño y mucha hambre, como los bebés. La foto de esta entrada está hecha desde Hoyos del Espino, en Gredos (Ávila). Si te refieres a las anteriores, la de la cruz está hecha cerca de Potes, en Cantabria, y la otra es la iglesia de La Alberca, en el sur de la provincia de Salamanca. Recojo tu beso y te envío otro...

san dijo...

hola... solo decirte que alguna lagrima se me escapa cuando te leo.. en realidad más que alguna, estoy enganchado a tu blog y a tus nocturnos..
un besote

Sir John More dijo...

Bueno, San, si por una de las muchas paradojas que nos rodean esas lágrimas son para ti algo vivo y al cabo agradables, entonces tengo que reconocer que no podría imaginar recompensa mejor para mis palabras. Mi bienvenida y mi deseo de que sigas paseando por estas páginas...

Luna dijo...

La noche hace las cosas muy grande, cuando nos acaricia el sueño y nos mece, son las horas que no existen.
Me gusta y me serena lo escrito.
Gracias

Tawaki dijo...

La muerte es esa larga noche que encierra el mayor misterio de todos.

Puede que como no hay día sin noche, no pueda haber vida sin muerte.

Un abrazo,

Sir John More dijo...

Ciorán decía que "después de medianoche empieza la embriaguez de las verdades perniciosas". Para qué decir nada más... Besos y abrazos para los dos.