lunes, 3 de septiembre de 2007

LOS PLANETAS DE HOLST. Teatro para niños (III)

Acto 3º. MERCURIO, EL ALADO MENSAJERO


Mercurio es un planeta que reúne a los demás. Por supuesto, lleva alas y corretea alegre entre sus hermanos, llevando y trayendo mensajes y regalos de uno a otro. Cuando recoge o entrega un presente o un mensaje hace una reverencia graciosa al planeta que tiene delante. Los planetas son esferas reales, iluminadas sobre pedestales oscuros.

De vez en cuando, Mercurio se sienta contento contemplando a los planetas de los que cuelgan regalos, cartas y flores, y en cierto momento, el universo entero se llena de pétalos multicolores, de sobres franqueados y luces que espejean en la nada al son de la alegre música, y Mercurio, mientras contempla sentado el éxtasis de la escena, comienza a sentir sueño, y poco a poco se duerme, lentamente, y conforme se duerme el cielo se apaga, quedando al final los planetas desnudos y sin regalos, sin cartas, sin flores ni luces salvo las que ellos mismos, silenciosos, reflejan.

2 comentarios:

Tawaki dijo...

El post perfecto para dar por terminado un día agitado. Me tienes enganchado. ¿Seguro que esta droga es legal?

Sir John More dijo...

No dudes que si se enteraran los que manejan el cotarro cultural y educativo de lo que andamos haciendo por aquí, y si no fuera por lo que dice Jorge, que al fin y al cabo nos leen cuatro (inmejorables) amigos, ya se pondrían manos a la obra para limpiar de mala hierba estos rincones.

Gracias por tus palabras, Tawaki, y un abrazo.