martes, 26 de octubre de 2010

Zafra

DSC00359   DSC00363

DSC00364

DSC00366

DSC00368

DSC00369

DSC00372

DSC00378

DSC07254

DSC07257

DSC07258

DSC07259

DSC07263

DSC07265

DSC07266

Panorama 1

DSC07268

Panorama 2

DSC07286

DSC07287

Panorama 4

9 comentarios:

Doña Emilia dijo...

¿Son esos campos mares sólidos? ¿Esas colinas oleaje discreto? ¿Es ese cielo el mismo que ilumina el otoño tibio de este Atlántico?
Siempre suya.

Francesc Cornadó dijo...

Las montañas son azules y las casas blancas, blancas como los seis pétalos de la flor, una maravilla distorsionada por las malditas almenas que apuntan al odio.
Zafra una maravilla.

Salud

Francesc Cornadó

Sir John More dijo...

Sabe, Doña Emilia, que los cielos suelen conjurarse con extrema facilidad, que son muy dados a establecer vínculos siderales para promover hechizos y convocar luminarias para la fiesta y el amor. Yo juraría que el otoño tibio fue el que dibujó esa mañana de mundo abierto y de hambres. Suyo afectísimo...

Querido Francesc, resulta curiosa esta tendencia nuestra a identificar lo grandioso con esos templos de la injusticia y el terror. El tiempo hace diabluras con las cosas. Y estas almenas son de Palacio, como se le llama allí al Parador, donde muchos sirvieron al noble, donde muchos esclavos se sintieron paradójicamente privilegiados... Hoy la esclavitud tiene otros templos más retorcidos... En cuanto a Zafra, es una pena que un lugar tan hermoso se encuentre tan muerto, aparentemente vivo por las incontables tiendas de ropa que son, junto con algunas tabernas entrañables, la única expresión de cultura que parece existir en sus calles. Abrazos.

Isabel dijo...

¡Menudo reportaje! Me has recordado un fin de samana pasado en Zafra y he buscado las fotos para verlas de nuevo. Subimos al pueblo cercano de Feria, bien alto y sigular. ¿Lo conoces?

Sir John More dijo...

Sí, hace no mucho que estuvimos paseando por él, sobre todo por su castillo, que posee una vista impresionante. Ese castillo, como el Castellar de Zafra, siempre fue una referencia en mis continuos viajes por Extremadura... Un beso.

Sandro dijo...

taco guapas las fotillos...

te dejo unas mias:
http://www.flickr.com/photos/sandrete/sets/72157625103660177/

y un besote gordo...

http://www.youtube.com/watch?v=j-nvCYdVHz8&feature=related

Amelia dijo...

Hermosa tierra.

Sir John More dijo...

Ese motero de adarga antigua y lanza en astillero...

Pues ¿sabes una cosa, Amelia, la primera vez que entré en Extremadura, allá por 1986, iba en el autobús sin creer lo que veía. Me la imaginaba como un desierto pedregoso y feo, y me encontré con cositas como ésta, con el paraíso de Las Hurdes, con las dehesas y las montañas, con paisajes impresionantes. No sé de dónde había sacado yo aquella idea... Besos.

Amelia dijo...

Lo mismo digo. Me quedé maravillada: Cáceres, Trujillo y su increíble plaza, Mérida, Yuste... Y encima pasé más bien frío, y eso que era verano. Pa creerse los prejuicios...