domingo, 10 de octubre de 2010

Lady of the Dancing Water

Circe Waterhouse

 

Grass in your hair, stretched like a lion in the sun,

Restlessly turned, moistened your mouth with your tongue.

Pouring my wine, your eyes caged mine, glowing

Touching your face, my fingers strayed, knowing.

I called you Lady of the Dancing Water.

Oh, lovely Lady of the Dancing Water.

 

Blown Autumn leaves shed to the fire where you laid me

Burn slow to ash just as my days now seem to be.

I feel you still always your eyes, glowing

Remembered hours, salt, earth and flowers, flowing

Farewell my Lady of the Dancing Water.

6 comentarios:

María Rodríguez dijo...

Cuando el silencio lo dice todo...

Sir John More dijo...

Ya ves lo que dice Silvio ahí arriba: la música es el silencio bien contado. Y vivimos en un universo donde reina un perfecto silencio... Besos.

El transcriptor dijo...

Todavía tengo el LP, imagina, más la versión en compacto por eso de que el LP estaba con ruidillos...

Preciosa canción. Me has gustado volverla a escucha una vez más.

Saludos

Sir John More dijo...

También tengo ese disco en vinilo, aunque hace años que no tengo tocadiscos. Discos como éste son eternos, ¿verdad? Un abrazo.

Francesc Cornadó dijo...

Ciertas imágenes prerrafaelitas me dan repelús.

Salud
Francesc Cornadó

Sir John More dijo...

Igual es un exceso de sensibilidad... Pero sí, ahora que lo dices, hay en ellas siempre, bajo esa hermosura primera, un fondo de tristeza y de maldad muy atractivo... y terrible. Abrazos.