jueves, 28 de mayo de 2009

El reflejo de la Muerte

Calavera desencajada, barbas largas y ralas, melena de cometa…

11 comentarios:

Ruth dijo...

Me ha costado verlo, pero qué yuyu, leches.

Sir John More dijo...

Pues fíjate, Ruth, que yo ya casi le he cogido cariño al viejito... Beso.

Sean O'no Sean dijo...

Niño, el Claro de Luna de Gustavo pero en más desagradable!!! Si te esperas a que se peine tu señora o tu hija la melena es totalmente real.

leo dijo...

Pa habennos matao...

ana de la robla dijo...

Chiquillo, qué captura...

Anónimo dijo...

No me digas que vistes la imagen y fuistes corriendo por la cámara, ¡leches!. Ya nunca más miraré igual mis desagües...

Carmen dijo...

Conciso e impactante. Estupendo

Sir John More dijo...

¡Menos mal que no soy supersticioso! Me estáis metiendo un miedo... Besos y abrazos.

Francisco Sianes dijo...

Pues yo no veo nada...

¿Alguien me echa una mano?

Sir John More dijo...

Ah, no, eso no vale. Si no ve usted nada, entonces es que no está iniciado en estas lides espirituales; o que los mismos espíritus no se le aparecen a usted, quién sabe por qué pecados o virtudes... Nada, nada, si la foto va sobre lo bonito que es el sumidero... Es que soy un seguidor impenitente de Duchamp...

Sean dijo...

Hombre, Sir, eso tampoco vale. Sabemos que Don Marcelo acabó con el cuadro, nunca mejor dicho, pero explicaba cómo la varita mágica se le había concedido. Concedida, desde entonces, a sus seguidores y detractores. A este buen hombre de Paco habría que explicarle que el gran atractor, un vulgar agujero negro de saneamiento, es la metáfora de nuestro destino, el engullidor ex-céptico, o sea, que no duda en acabarnos para recrearnos en kk. La melena y el desencaje es lo de menos, otra vulgar anécdiota para el que no ha visto al Scary Movie 4. Uy, qué risa!!! Salud a tod@s.