domingo, 2 de diciembre de 2007

¡Qué risa, María Luisa!

Como casi todos los políticos, al menos como todos los políticos que han triunfado, Magdalena Álvarez, Ministra de Fomento, actúa con una inconcebible tranquilidad y sin buscar responsables ante un problema como el que ha descabalado durante semanas la rutina de un montón de barceloneses. Por su parte, los políticos catalanes no han tardado en intentar rentabilizar el problema para sus tesis nacionalistas, y como casi todos los políticos, sobre todo los que han triunfado, demuestran un grado de hipocresía realmente repugnante.

He de reconocer que escribo este texto porque escuché que alguno de estos políticos nacionalistas, no sabría decir quién, reprendió a la Ministra el humor con que se tomó el asunto, añadiendo (para redondear la estupidez) que “para los catalanes el humor se produce cuando las cosas funcionan bien”. Dado que la Ministra es andaluza, imagino que el listo de turno quiso decir algo así como que los andaluces, así, en general, le encontramos la gracia a todo, incluido lo que no la tiene. Por supuesto, no reconozco que este individuo hable por todos los catalanes, claro, entre los que hay buenas y malas personas, tontos y listos en semejante proporción a la que se da entre los andaluces (véase el ya citado librito de Cipolla, Adagio ma non troppo). Tampoco creo que las virtudes de nuestra Ministra puedan ser extrapolables a todos los andaluces, adjetivo impreciso donde los haya.

Yo decía lo de la hipocresía porque toda esta gente que, tal vez con razón, hoy se manifestó para pedir que las competencias en infraestructura pasen al gobierno de la Generalitat no ha pensado demasiado en un par de asuntos: ¿dónde han estado todos los políticos catalanes justo hasta que ha estallado la crisis del transporte en Barcelona? ¿Hubo alguno que avisase sobre el inminente desastre, o andaban todos muy absortos en sus coches oficiales? Y segundo: dado que las competencias en materia de Salud están transferidas a la Generalitat desde hace ya bastante tiempo, ¿alguien podría explicarme por qué el sistema sanitario catalán funciona tan horriblemente mal? Al menos, esa fue mi experiencia, y eso escuché de muchos usuarios el 26 de diciembre del año pasado, día de San Esteban, en el que tardé doce horas en que un médico reconociera a mi hijo mayor, que sufría de gastroenteritis, y eso luego de visitar tres hospitales y un ambulatorio, y de hacer varias llamadas al Servei Català de la Salut, e incluso a Urgencias, consiguiendo en todos estos intentos una respuesta bastante inhumana y como poco impropia de un lugar civilizado. En los distintos lugares donde esperamos, mi hijo de 13 años vomitando y sintiéndose muy mal, y mi hijo de 11 y yo sin haber desayunado y habiendo tomado en el día sólo un bocadillo improvisado, todos nuestros compañeros de espera, con niños pequeños que padecían fiebre alta y se encontraban incómodos y tristes, hablaban de que aquello no era raro, y que estaban ya muy hartos de la atención sanitaria que recibían. Alguien comentó que debía ser así para favorecer los seguros médicos privados, pero una señora repuso que ella tenía un seguro médico privado y que también le ocurría esto. El día de San Esteban es fiesta en Barcelona, y obviamente las urgencias deben ser más lentas. En muchos años de visitar los servicios de urgencia sanitaria en Sevilla en ninguno de ellos esperé más de dos o tres horas, y en el peor de los casos un médico reconoció al niño, siquiera superficialmente, al poco de llegar a dichos servicios. Tal vez sea otra razón más por la que algunos de los andaluces de los que parece hablar ese bobo de antes andemos siempre con chistes y buen humor…

Pd.- Tal vez este texto, que trata sobre una pandilla de filibusteros y no sobre los catalanes (adjetivo impreciso donde los haya), podría parecerle al Señor Pujol otra muestra de la falta de “respeto a los catalanes”, tan generalizada en España (?), pero para que se calmen él y sus cofrades yo le repetiría el comentario que hizo mi mujer cuando escuchó todo eso de que Cataluña está pisoteada y maltratada por España: “¡Je, je, que se lo digan a Teruel!”. En fin, ganas de enfrentar a la gente, es de lo que viven estos piratas…

19 comentarios:

elita dijo...

Hoy has abordado un tema no poco complicado… Como catalana te doy entera razón cuando hablas de los que años antes no dieron cuenta del posible caos por venir, y que finalmente ha venido. Se llaman a ellos mismos nacionalistas, pero no son más que otros de los muchos que se etiquetan en nombre de la gente que, al fin y al cabo, resultan ser los afectados. Y la verdad es que Catalunya no funciona desde hace mucho tiempo. RENFE hace más de un año que funciona mal, retrasos, marcha lentísima a causa de unas obras que deberían estar hechas desde hace ya demasiado tiempo (precisamente en el tramo que unía la ciudad condal con el Prat), el sistema sanitario, larguísimas listas de espera, el vergonzoso apagón del mes de agosto que nos situó en la edad de las cavernas, educación (estamos en la cola) y, finalmente, el corte absoluto de las líneas de RENFE (y menos mal, no sé si habrás visto las imágenes de la estación de l’Hospitalet totalmente derruida a causa de un socavón), y colas y horas tan sólo para entrar a la Barcelona… y se suma a ello el trato que recibimos fuera… vergonzoso. Luego boicots, nos tildan de independentistas cuando lo único que perseguimos es respeto y consideración por parte de todos (mira cómo trata la manifestación de ayer El Pais). Allí donde voy y digo que soy de Barcelona, comentarios y preguntas estúpidas que me cabrean enormemente (es normal que me encienda cuando conozco a un español en Francia y me comenta lo “buena gente” que soy y que qué sorpresa encontrar catalanes así. ¿¿Así??) Soy una española catalana y me siento orgullosa de mi lengua y mi cultura, solamente eso. Véase también el comportamiento de Iberia que desde hace unos meses se propone centralizar todos los vuelos al centro del Donut y obligar a los usuarios a pagar doble para viajar igual. Envidia, contaminación, dinero… no sé que se proponen, pero a mi me tienen frita. Que somos personas, solo eso, basta ya de enfrentamientos y aprendamos los unos de los otros.

Sir John More dijo...

Totalmente de acuerdo, Elita, totalmente de acuerdo. El problema surge cuando nos hacemos demasiado locales. Hay problemas que nos acucian a muchos en España, y debemos llevar un paso parecido, y eso algunos políticos catalanes no lo tienen demasiado claro. Aunque, como te digo, los políticos andaluces tienen otras obsesiones igual de molestas... Un beso, y lo que dices: aprendamos los unos de los otros, y dejemos de enfrentarnos por causas inventadas por estos individuos.

elita dijo...

Te doy toda toda la razón, todo es fachada y búsqueda de un prestigio que ciertamente no sé de qué les servirá en la vida. Precisamente me negué a ir a la manifestación porque la idea de que CIU apareciera criticando lo que Tripartito y PSOE no hacen, cuando ellos tuvieron casi dos décadas para cambiarlo… me parece indignante. El poder es feo, y la vida son dos días, tan corta…

Bona nit, ¡mañana madrugones! :(

Sir John More dijo...

Te recomiendo, Elita, si no lo has leído ya, el editorial de El País de hoy (http://www.elpais.com/articulo/opinion/Trampa/bochorno/elpepiopi/20071203elpepiopi_1/Tes). Sé qué es parcial, y que no trata como debería sobre la dejadez de la señora Ministra, pero sin que El País (con todos sus muchos defectos -yo no lo suelo comprar, me irrita) pueda ser tachado de antinacionalista, pone en su sitio a un montón de payasos que juegan con ese derecho del que tú hablas (con toda razón) de sentirse orgulloso de la cultura y la tierra propias, y que mejor harían en dedicar su esfuerzo y los sueldazos que le pagamos en trabajar por esa tierra y esa cultura que dicen defender. Por supuesto, esto, en otras versiones, ocurre también aquí y en toda España. En fin, me acordé de ti al leer este editorial... Un beso.

elita dijo...

¡Jaja! Buenísimo, de verdad que me parece más que acertado el editorial de hoy. Les doy toda la razón, y a ti también. ¡Gracias por el apunte!

Besos

amart dijo...

Pura política, Sir John. Desde la chulería y la arrogancia con la que esa inepta se agarra al sillón, hasta la demagogia más sucia de que hacen gala los voceros de ERC. Nada hay más fácil para un político que usar cuanto tiene al alcance para arrimar el ascua a su sardina. Repugnante.
Un abrazo.

Luna dijo...

Buenos días:
de política y localismos cada vez entiendo menos.
Lo que más me gusta es el título
Que risa, María Luisa..

Saludos

san dijo...

En Sevilla estamos hasta los cojines de atascos y retrasos con el eterno metro de dios, y es un grave problema local de planificacion y gestion, eso esta claro. Pero de ahi a convertirlo en un problema nacional de repulsa y odio al pueblo sevillano creo que van un par de pastillas para la psicosis paranoide (o un par de cajas...) Aqui estamos igual de jodidos que en todas partes (mas o menos, haciendo la salvedad quiza de Teruel, bravo por Maria...) Lo que si que es cierto es que Catalunya es un campo abonado para cualquiera que desde el nacionalismo o independentismo quiera manipular al personal para conseguir sus objetivos politicos. Parece que el personal tiene poco humor cuando le conviene. Parece que al que agita una bandera catalana se le ponen detras un monton de seguidores o lo que sea... Pues bien, desde el respeto hacia la cultura, la lengua y los diferentes pueblos (que todos nos enriquecen, creo yo...) yo haria lo mismo, con la bandera catalana, con la andaluza, con la española, con la sevillana, y por supuesto con la americana... algo de aseo personal trasero... (que guarreria no?)
Pues si, sera una guarreria, pero solo he visto en mi vida una cosa mas imbecil que una bandera: los gilipollas que van detras...

Enhorabuena a los premiados...
Besos y abrazos apatridas

it dijo...

Oiga, don Sire, que yooooo... a lo que venía era a comentar que: ¡¡qué pedazo de migas!! ¡¡qué trozos de carne!! (y qué envidia más perruna me ha entrado, a parte del crujir de jugos gástricos y fluidos salivales)

¿¿que pasa, ehhhh, que nos quiere a todos hipnotizados mirando el ventanuco de las fotos??

¡Mal bicho es Ud., y con la Navidad en ciernes!

it ;DDDDD

it dijo...

(No quiero ni imaginarme qué es lo que será Ud. capaz de fotografiar en Semana Santa.... )

Sir John More dijo...

Sí, Amart, a veces siente uno náuseas al pensar que esto va a seguir siendo así durante mucho tiempo... Un abrazo nada optimista.

Ay, Luna, es que si no fuera por el humor, ¿dónde andaríamos? Posiblemente todos estaríamos descuartizados. Hoy el problema es que el humor también debe ser políticamente correcto, y no hay mejor forma de desactivarlo. Besos con sonrisa.

Bueno, San, eso de las banderas supongo que incluye a las banderas ilegales, y a las alternativas, incluso a las irreverentes. Ya dije en otro lugar que toda organización (toda bandera) pide por defecto acólitos, y no seres pensantes. Si se nutre de estos últimos la organización desaparece, y si la organización no quiere desaparecer debe atraer a los seres pensantes y convertirlos en furibundos defensores de la organización (de la bandera). Pues eso, que hasta se te puede manchar el culito y todo... Besos, petardo.

Pues mire, It, yo solía acumular hace tiempo muy buenos recuerdos de la Semana Santa. Por definición, esta Semana es la semana de Pasión, y los dioses me concedieron varias ediciones en las que la pasión tuvo un protagonismo la mar de agradable. Hoy soy un ser respetable (je, je... qué embustero...), pero todo sería ponerse y hacer un reportaje fotográfico pasional, y sin sacar un solo nazareno, oiga. Sigo debiéndole una reseña, y a ver si nos avisa cuándo publica, que queremos leerla en los medios consagrados. Besos con miga y buena carne.

Sir John More dijo...

Por cierto, Doña It, a ver si nos aclara una pregunta que me hicieron el otro día: "¿Es ella la de la foto?". Sin compromisos, ¿eh?, sin compromisos, que sé que es usted muy tímida... :-p

Tawaki dijo...

Si los políticos sufrieran en sus propias carnes tan sólo durante 24 horas los desaguisados que crean otro gallo nos cantaría.

Bien por los comentarios anteriores, con los que estoy de acuerdo.

En todas partes hay de todo. Yo soy andaluz y conozco a algunos que viven del cuento y a otros que trabajan como bestias.

Un abrazo

it dijo...

jajajajajaaaaa,,, la timidez me embarga... sí. Pero, nobleza obliga, y este sacrosanto deber (el de la verdad y otros mochos) me obliga a contestar: NO. Tristemente no, Sire, no soy yo, sino mi prima Savanah.

;DDDDDDDD

it dijo...

Aunque, si la cuestión fuera otra, como por ejemplo la torsión o el juego de cintura... entonces habría de decir que el Pilates hace milagros. Y que flexo.
Sí-sí. Mismamente como ella.

luisveagarcia@yahoo.es dijo...

He leído tu artículo y he visto una inexactitud e injuticia flagrantes.Hay un diputado de Iniciativa per Catalunya (IC) que lleva muchiiiiiiiiiiiisimos años, desde los pactos Aznar-Pujol, reclamando la mejor de las cercanías en Catalunya -ya no la llegada del AVE- y previniendo sobre el efecto que las obras del AVE iban a provocar en las mismas. Ya sé que es de un grupo pequeño y también sé que cuando ponemos la televisión siempre salen los mismos: los Rubalcabas, Zaplanas, Acebes etc... pero es justo dar al rey lo que es del rey. Por cierto, es un diputado del Congreso de Diputados y la ministra de turno ha tenido muchas ocasiones para oirle antes de su caos.
Me gustaría añadir un comentario al pie de calle. Lo que molesta a los catalanes no es el error de los socavones, lo que molesta es la prepotencia de una ministra incompetente. Sólo eso. Y tengo que añadir que ya llevamos dos ministros del ramo incompetentes. Uno, Álvarez Cascos, del PP y otra, Magdalena Álvarez, del PSOE. Para el ciudadano de a pie, sí hay motivo para el cabreo, pero básicamente por prepotencia. Y a la gente por la mañana lo que le molesta es no poder ir a trabajar y no escuchar soflamas sobre lo partío y lo doblao. Eso es ya un bochorno provenga de donde provenga.

luisveagarcia@yahoo.es dijo...

Por cierto, he olvidado añadir que el nombre del diputado es Joan Herrera.

Saludos.

Luis Vea García dijo...

Me he permitido la libertad de añadir un enlace a tu bitácora desde la mía.

Saludos.

Sir John More dijo...

Repito: más vale tarde que nunca. Excusas por la tardanza. De acuerdo con Tawaki, de eso se trata, que en todos lados cuecen habas y en todos lados las habas son indigestas... :-)

Bueno, a It ¿qué se le puede contestar...? Ohhhhhhhhhh, lástimaaaaaa... Aunque llegué a una edad en que aprecio la belleza de las personas no por las torsiones pilatésicas, ni por la suavidad del cutis, ni por los bíceps extrumpidores... Y por eso he de decir que la supradicha me cae requetebien, qué quieren que les diga...

Bienvenido Luis, y ante todo decirte que me halaga mucho ese enlace en tu blog, que intentaré visitar hoy mismo. En cuanto a lo que dices, bueno, si hay que reconocer que este diputado catalán ha avisado reiteradamente sobre el problema, se reconoce, aunque permíteme que sea malo, y que piense mal (me acostumbró la vida, te lo juro, no lo hago por mala fe sino por sanidad mental). Y es que este buen hombre, Joan Herrera, lleva denunciando problemas (algunos reales, otros menos) desde que es diputado. De hecho, es una de las lanzas de Izquierda Unida en el Congreso. Te diré que he tenido en mi trabajo a políticos de Izquierda Unida dirigiendo la política municipal, y son tan redomadamente malos como los otros. En otras experiencias que he conocido muestran la misma incapacidad para gobernar que sus compañeros de otros partidos. Demuestran que todas sus propuestas alternativas y todo su progresismo ecologista y pacifista y maravillosista se basa fundamentalmente en que saben que sus posibilidades de gobernar son hoy día cero. En cuanto pillan un sillón son iguales a los otros. Por supuesto, les concederemos la preceptivas excepciones (raras y fugaces). Pero por lo demás, estoy totalmente de acuerdo contigo: quienes sufren los problemas son los de siempre, que, por otra parte, y no debemos olvidarlo, son los que votamos a estos individuos. Como bien apunta Tawaki, si los problemas que han sufrido durante semanas y semanas los barceloneses, los hubieran tenido que sufrir dos días estos gerifaltes, cuenta con que hubiera estado solucionado en un periquete. Cuenta, también, y ésa es la norma en la política, que para un cargo no se elige a una persona que, además de capacidad de liderazgo, posea conocimientos avanzados sobre el tema sobre el que va a trabajar. Lo del Ministro de Sanidad es sin duda una equivocación de nuestros señores del despropósito... Un abrazo y nuevamente bienvenido.