miércoles, 22 de diciembre de 2010

Diurnos (III)

Nicolás Alpériz - Cuento de Brujas barra separadoraSILENCIO. El silencio, igual que el agua, es un elemento refrescante, una simplicidad que reconforta y despeja, una suave luz clarificadora que, como el lejano horizonte, como la página en blanco, invita a perseverar en uno mismo.

barra separadoraSU VOZ. Bajo el estruendo poderoso del aguacero, entre el aire limpio y mojado del mediodía, alumbrada por esta lánguida luz de temporal aletea su voz de afán y delirio, su voz de paraíso.

barra separadoraTACTO Y MEMORIA. Pienso en mis padres y me asombra esta capacidad natural para guardar muy dentro, vívida y reciente, la ternura de un abrazo, la textura de otra piel, la insustituible verdad de unas mejillas.

barra separadoraEMILIA. Para cuando el tiempo acabe de disolver el último vestigio de su vida, aquel entusiasmo suyo por la calle, aquel ímpetu de su pecho y aquellos papeles que ilustró con su imaginación ya habrán germinado irremediablemente en nuestros corazones.

barra separadoraPOLIZONES. Los libros que más me gustan son aquellos que se vinieron escondidos en mi maleta, los que viajaron hasta mis ojos de forma inesperada, esos que, además de sus propios mensajes, trajeron prendido a sus páginas el aroma de una pasión turbadora.

7 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Sir, vengo a dejarte un besito.

Luego leo más despacio.

Bezito

Isabel dijo...

Maravilla de cuadro y de palabras. No puedo elegir, es más, yo las hilvanaría:
"Emilia, silencio de palabras, tacto y memoria. Cuando cuenta, viajan mágicas como polizones para que lleguen a aquellos que las aprecian de verdad".

Lo siento, sir, no he podido resistirme porque me he acordado de un relato de Aquí.

Felices días cariñosos.

Sir John More dijo...

Nada, nada, Isabel, que en cuestión de hilos e hilvanes andas tú más puesta que yo (:-). Además, te quedó de lo más atractiva la frase. Lo del "relato de Aquí", me da un poquito de vergüenza declararlo, no lo acabo de pillar... Eso sí, mis mejores deseos para estos y cualesquiera días, paisana.

Aquí me quedaré... dijo...

¿ Mi relato de Emilia?
Me agrada que lo recuerdes, Isa.
Sir, no lo conoces. (risas)
EWn un blog, hicieron un parvulario de verano y el final era un relato y el mío fue Emilia.

Me quedo con Silencio, Tacto y memoria y con Emilia.

Si quieres leer A Emilia, dímelo.

Besos, besos

Sir John More dijo...

Bueno, me lo mandarás, ¿no? Andaaaa...

Aquí me quedaré... dijo...

Vale. No te emociones, no es nada del otro mundo.
Besos

Sir John More dijo...

Tú mándamelo y ya te diré yo...