domingo, 17 de enero de 2010

Curso acelerado de inglés y melancolía (I)

Billie Holiday The Silver Collection (1993) I wished on the moon for something I never knew

I wished on the moon for more than I ever knew

A sweeter rose, a softer sky

On April days that would not dance away

 

I wished on a star to throw me a beam or two

I begged of a star and asked for a dream or two

I looked for every loveliness, it all came true

I wished on the moon for you

11 comentarios:

Luis López dijo...

Excelente Billie Holiday. Saludos.

Sandro dijo...

CHICKENSKIN.
no se dice asi?...

Edith Piaf dijo...

A veces creo que no es en entender el inglés donde tengo las dificultades...

Sir John More dijo...

Tiene algo especial, ¿verdad Luis? Hay otras con mejor voz y con más sentido del jazz, y sin embargo ella tiene algo especial, tal vez la sinceridad con la que lo dice todo...

Sí, Sandro, los vellos de picos pardos...

Querida Edith, dime entonces cuál es tu problema con el inglés. Piensa en Shakespeare, en Wolf, en Doyle, en Stevenson, en Chesterton, en Poe, en Swift, en Whitman... El inglés no tiene culpa de nada, y a pesar de ser la lengua del imperio, también lo es de todas estas buenas gentes... Anda, anda, sé buena y estudia.

Sean dijo...

Nada nunca jamás me ha emocionado, sobrecogido tanto como su Strange fruit...
Gracias por Milady, Sir.

Edith Piaf dijo...

Yo no tengo problemas con el inglés, con la de buenas traducciones que hay por ahí. Qué culpa tendrá el bueno de Will, cuyo mensaje es a-lingüístico y a-temporal...
Soy malísima y no voy a estudiar.

Sir John More dijo...

Sí, Sean, además, uno de los discos que contienen esa canción es el Lady in Satin, un disco de los últimos, donde Billie canta con la voz rota, donde la música no es nada esplendoroso, pero donde Billie está como casi en ningún otro disco. Te lo recomiendo. Abrazos.

Querida Edith, disfruta entonces de entender y cantar con Billie, déjate llevar y verás que bien... Tanto estudiar... :-p

El transcriptor dijo...

Del final, yo añadiría el último que grabó, "Last Recording", también con la orquesta de Ray Ellis. Creo que me gusta tanto como "Lady in Satin". Bueno, con Billie es siempre difícil elegir.

Sir John More dijo...

He escuchado, querido Transcriptor, un número desconocido de discos de Billie, pero de unos años a esta parte creo que no escucho los discos como antes, bebiéndomelos, escuchándolos una y otra vez hasta aprendérmelos de memoria, acariciando cada rinconcito, cada arista, cada curva de la música. No tengo conciencia de haber escuchado este disco que dices, y de hecho pensaba que Lady in Satin era quizás el último que grabó. Además, la investigación saca de vez en cuando joyas, y como uno no tiene oídos ni ojos para tanto, igual se me pasó. Pero encantado con la sugerencia y ya me he pedido el disco, y estoy ansioso por escucharlo. Éste creo que me lo beberé como es debido. Abrazos.

El transcriptor dijo...

Dear Sir John More,

Verás cómo, cuando tengas en tus manos "Last recording", no podrás hacer otra cosa sino ponerlo una y otra vez. Pura delicia la voz de Billie. El disco no es de Columbia, sino de Verve. Y como te dije, el autor de los arreglos y director del cotarro es Ray Ellis, el mismo que el de "Lady in Satin". Éste fue grabado los días 18, 19 y 20 de febrero de 1959, y "Last recording" el 3, 4 y 11 de marzo.

All of you, Sometimes I'm happy, You took advantage of me, When it's sleepy time Down South, etc. No sabría con cuál quedarme. Esta última la hizo famosa Louis Armstrong, pero la versión que canta esta mujer me sigue poniendo la carne de gallina a pesar de tantas veces como la habré escuchado.

Lo dicho, una delicia (aunque duele en algunas canciones).

Otra tanda de abrazos.

Sir John More dijo...

Billie te duele más cuanto más te acercas a ella, pero con ese dolor especial de lo inolvidable. Si alguna vez me he enamorado de un imposible ha sido de Billie Holiday. Esa voz, que obviamente es la misma que en Lady in Satin, esa voz dice tantísimas cosas... Uno agradece la existencia de la humanidad y de algunos de sus progresos sólo por poder oír este trocito de gloria del ser humano. Un abrazo, amigo Transcriptor.