martes, 28 de julio de 2009

Infórmenes

Durante unos años estuve trabajando en temas de Adopción Internacional, y tuve la suerte, por momentos la desdicha, de leer muchos informes Roto idiomasociales y psicológicos relativos a los solicitantes de adopción. Por motivos obvios no los conservo, pero rebuscando en los fondos del ordenador me he topado con esta selección impresionante de frases que dan idea del nivel medio de dichos informes.

•••

«Poca tensión érgica: relajado, tranquilo, aletargado, no frustrado» [uno de los resultados de cierto cuestionario de personalidad 16 PF pasado a uno de los solicitantes].

•••

«Con 23 años se realiza su casa en los altos de la de su padre».

•••

«Desde el inicio de la convivencia es feliz con su esposa, sólo siendo empañada ésta por la ausencia de hijos».

•••

«Su niñez transcurre de una manera muy feliz, rodeada de familiares y amiguitos».

•••

«Las relaciones de los solicitantes con sus vecinos se caracterizan por su cordialidad, trato agradable y de buena vecindad, aunque sin intimidar con ninguno».

•••

«Los primeros años de colegio estudió en un centro público solamente de niñas, aunque en lo últimos cursos se produjo la incorporación de niños a su clase, recordando felizmente este acontecimiento».

•••

«(…) existiendo unas relaciones familiares existentes».

•••

«(…) no desean grupos de hermanos y tampoco aceptan razas».

•••

«El código obtenido en el Inventario Clínico Multiaxial de Millon II, MCMI-II es el siguiente: 3**714+8A56A26B’’//-//-//-».

•••

«Este matrimonio goza de buen estado de salud. No han padecido ni padecen ninguna enfermedad importante. El estado de salud físico-orgánico de la pareja es de total normalidad, totalmente saludables, sanos. El estado de salud es satisfactorio».

•••

«Con veinticuatro años empieza a trabajar en una empresa de nivel nacional dedicada a la venta de artículos para el hogar, ropa, electrodomésticos, muebles, etc. Siendo esta empresa la pionera en su sector denominándose El Corte Inglés».

2 comentarios:

sandro dijo...

Hilarante si no fuera vergonzoso...

Menos mal que están los periodistas para recordarnos que todavia se puede escribir y hablar peor, uff.

Pero lo que me parece aterrador es que si éstos son los que deciden sobre la filiación, vamos apañados. Que adopten un diccionario...

Sir John More dijo...

Y en lo que se refiere al lenguaje, ahí sí que no se es catastrofista por decir que vamos a peor, así que... Pero sí, uno siempre se puede consolar con el periodismo... Besos.